Porque el que canta bien, ora dos veces 

¿Cuantas veces a lo largo de nuestro servicio eclesial nos hemos encontrado con que no nos sentimos apoyados y respaldados moral, espiritual o hasta económicamente por la comunidad e incluso el sacerdote y queremos “tirar todo por la borda”? La realidad: Damos lo mejor de nosotros, invertimos tiempo, dinero, hacemos sacrificios de todo tipo por…