Porque el que canta bien, ora dos veces 

LOS CANTOS DE LA SEMANA SANTA

¿Qué preparar primero?

La semana santa es el tiempo de celebración del gran misterio de la Pasión, muerte y Resurrección del Señor. Son días de celebraciones litúrgicas que nos actualizan los acontecimientos salvíficos en los que el Hijo de Dios se entrega en sacrificio para reconciliar a la humanidad con lo divino.

Por el gran valor espiritual de esas celebraciones, por la solemnidad con que la Iglesia proclama la Palabra de Dios en esta semana y por los gestos litúrgicos que nos ayudarán a contemplar el misterio de nuestra salvación, es necesario preparar bien cada rito, cada canto, cada predicación.

A nosotros, músicos de la liturgia nos corresponde velar porque el canto, ayude a los fieles a acercarse al misterio de esos días santos.

Como es un tiempo bastante amplio en el repertorio musical, pues cada día y cada ceremonia requieren una atención especial, hoy queremos compartirles en orden de prioridad lo que hay que preparar para la semana santa.

Entonces, ¿Qué es lo que hay que preparar primero?

1. LOS CANTOS RITUALES.

  • Aclamación al Evangelio o a la lectura de la Pasión.
  • SALMO RESPONSORIAL
  • PREGÓN PASCUAL
  • Sanctus
  • Anámnesis (Este es el sacramento de nuestra fe: Anunciamos tu muerte… o alguna de las tres opciones que propone el misal)
  • GRAN AMÉN de la Doxología
  • Despedida de la Vigilia Pascual (“Pueden ir en paz, Aleluya, Aleluya; Demos gracias a Dios, Aleluya, Aleluya).

2. LOS CANTOS DEL ORDINARIO DE LA CELEBRACIÓN

  • Kyrie Eleison (en cualquiera de las tres fórmulas del acto penitencial)
  • GLORIA
  • Agnus Dei

3. LOS CANTOS DEL PROPIO DE LA CELEBRACIÓN

  • LOS PROCESIONALES: Entrada, ofertorio y comunión.
  • Antífonas antes de la bendición de ramos.
  • Procesión de ramos.
  • Canto que acompaña el gesto del lavatorio de los pies.
  • Procesión de la reserva eucarística del jueves santo.
  • Procesión que acompaña la adoración de la cruz el viernes santo.
  • Invocación “Luz de Cristo” que acompaña el cirio pascual en la procesión de entrada.
  • Letanías (si hay bautismos)
  • Canto a la aspersión con el agua de la fuente bautismal.

Si logras establecer prioridades podrás realmente cantar lo que la liturgia pide. Esto permitirá aprovechar mejor el tiempo de ensayo y cantar bien.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

one + six =