Amonesta el Apóstol a los fieles que se reúnen esperando unidos la venida de su Señor, que canten todos juntos salmos, himnos y cánticos inspirados (cfr. Col 3,16). Pues el canto es signo de la exultación del corazón (cfr. Hch 2, 46). De ahí que San Agustín dice con razón: “Cantar es propio del que ama”.

(Instrucción general del misal romano n° 39)

Dios no necesita nuestra alabanza

¿Por qué Dios no necesita de nuestra alabanza? La respuesta la encontramos en uno de los prefacios de la santa ...
Leer Más

La vida del músico y la Eucaristía

Cantar la liturgia, cantar la Eucaristía o los oficios litúrgicos va más allá de la cuestión musical. Todos vivimos con ...
Leer Más

La acción del demonio en los músicos

¿Cuantas veces a lo largo de nuestro servicio eclesial nos hemos encontrado con que no nos sentimos apoyados y respaldados ...
Leer Más

Un canto que se volvió arte

Existe una letra inicial cargada de historia. Esta es una letra S, que procede de un gradual y cortada a ...
Leer Más

12 propósitos para músicos

Todos hacemos al inicio del año listas de propósitos que nos impulsan a comenzar un nuevo año con esperanza y ...
Leer Más

Los errores capitales de los músicos (II)

Hola amigos y amigas músicos al servicio de la liturgia. Esta es la segunda parte de un tema que hemos ...
Leer Más

Los errores capitales de los músicos (Parte I)

Hola amigos y amigas animadores de la música y el canto litúrgico. Un buen músico y cantante de la liturgia, ...
Leer Más

¿Cómo hacer amigos a través del canto litúrgico?

Todos los que cantan y sirven en la liturgia a través del canto, ejercen un verdadero ministerio litúrgico. Eso hace ...
Leer Más

El canto, un carisma del Espíritu

J. Ratzinger, en El espíritu de la liturgia, nos recuerda cómo el Espíritu Santo enseñó a cantar a David y ...
Leer Más