Porque el que canta bien, ora dos veces 

“La música en la iglesia surge como un carisma, como un don del Espíritu”

RATZINGER, J. El espíritu de la liturgia, una introducción, p. 162

Hablar del canto gregoriano, es hablar de una experiencia existencial encarnada en la liturgia. Para descubrir el canto gregoriano, es necesario sumergirse en el abismo profundo de la liturgia de la Iglesia Católica, su historia, su riqueza y sus misterios.

El canto gregoriano es el canto litúrgico oficial de la Iglesia Católica, pues ha nacido y crecido con la liturgia, recrea, acompaña y exalta los diferentes momentos litúrgicos, ya que  posee la esencia misma de la liturgia: La palabra de Dios.

“La Iglesia reconoce el canto gregoriano como el propio de la liturgia romana; en igualdad de circunstancias, por tanto, hay que darle el primer lugar en las acciones litúrgicas.” SC 116)

 “IN PRINCIPIO ERAT VERBUM, ET VERBUM ERAT APUD DEUM, ET DEUS ERAT VERBUM. HOC ERAT IN PRINCIPIO APUD DEUM. OMNIA PER IPSUM FACTA SUNT ET SINE IPSO FACTUM EST NIHIL, QUOD FACTUM EST.”

En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.”

La música y en especial el canto, han hecho parte integral de los ritos de la humanidad. Los cantos litúrgicos del mediterráneo encuentran su origen en la sinagoga judía, en la proclamación del texto sagrado.

  • La naciente comunidad cristiana del siglo primero se reúne para recitar la palabra de Dios  y partir el pan, pues aquellos primeros cristianos son judíos. Entre ellos, el Hazan (cantor judío) recita los cantos, pero esta recitación está lejos de presentar un desarrollo melódico. Es ante todo un proceder cercano a la declamación, que busca solemnizar el texto. Es lo que llamamos la cantilación y es a través de ella que la transmisión oral se desarrolla y el texto se instaura en el centro de la liturgia. Este es el primer y quizás más importante elemento heredado del judaísmo: La palabra como fuente y columna vertebral de la celebración litúrgica, que a su vez encontrará dos grandes vías de desarrollo intrínsecamente unidas: La salmodia en el oficio divino y el repertorio de la misa.
  • Poco a poco (ésta y otras transiciones serán detalladas en los artículos siguientes) aparece una respuesta a la proclamación de la escritura sagrada. Luego de escuchar una lectura, un solista interpreta un salmo o cántico. Es como aparece la salmodia sin estribillo o salmodia in directum. Mas, la participación de la asamblea se hace necesaria y vemos el surgimiento de la salmodia responsorial a imagen de nuestro salmo responsorial de la liturgia eucarística actual.
  • Con la aparición de la vida monacal, la salmodia se distribuye en dos masas corales, dos coros que interpretan de manera alternada los diferentes versículos de los salmos y el oficio divino se desarrolla y  estructura.
  • Cuando los años de persecución de los cristianos se aplacan (siglo IV) y el culto cristiano se expande por el imperio romano con en mayor libertad, los lugares para celebrar la liturgia pasan de ser catacumbas a grandes templos, y la liturgia “doméstica” a masificarse. Se hace necesario pues, un canto litúrgico que acompañe las nuevos formas litúrgicas que emergen. En los grandes centros de la cristiandad, las liturgias locales se desarrollan a su vez que los cantos, enriquecidos por sus escalas musicales, el imaginario musical de cada pueblo y los sincretismos inevitables de los choques culturales.

Lo que hoy llamamos canto gregoriano, es el resultado del encuentro de los cantos litúrgicos de Roma y la Galia de Carlo Magno.

Nos adentraremos en todo este proceso creador, resultado de una historia maravillosa que exige prudencia y humildad para aceptar las limitaciones propias de un estudio de esa índole, en las siguientes publicaciones. 

Por Edwin Zapata


PODCAST: ¿Por qué interesarse por el canto gregoriano? 

One Trackback

  1. […] cantar el texto litúrgico (inclusive en latín) nos dice de forma más clara, fácil y perfecta que la música sacra será más santa cuanto más íntimamente esté unida a la acción litúrgica, esto el venerable papa San Pio X lo sintetiza con la frase: “No cantéis en la misa, cantad […]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

1 × five =