Porque el que canta bien, ora dos veces 

El Concilio Vaticano II ha contribuído decisivamente a clarificar las 2 funciones del canto y la música en la celebración hablando de su “función ministerial” al servicio de la liturgia (SC 112), expresión análoga a la del “noble servicio” del arte (SC122). Esta primera función está unida a una segunda: la función simbólica o “sacramental”….